Raza Blanco Orejinegro o Bon: El Ganado del Trópico

REGRESAR A LISTA DE VIDEOS Autor: TvAgro
Fuente: youtube
Formato: Vídeo
Tipo de Documento: 22 min. 27 seg.
Sumilla:

En la ganadería las razas criollas juegan un papel muy importante, gracias a la adaptación que tienen a los diferentes pisos térmicos de la topografía colombiana además estas llevan más de 500 años de adecuación, gracias a esto se han vuelto inmunes a diferentes tipos de enfermedades y son de gran importancia para el cruzamiento con diferentes razas, buscando cada vez tener un ganado más saludable, fuerte, de fácil adaptación y que genere una buena rentabilidad.

Antes de que llegaran las razas bovinas foráneas a nuestro país, como las razas Europeas, entre ellas la raza Holstein (Bos Taurus) y las razas asiáticas como el Cebú (Bos Indicus), la totalidad de la ganadería colombiana estaba constituida por animales criollos entre estos el Blanco Orejinegro BON. Su capacidad de producción de carne y leche en las condiciones desfavorables del trópico eran bien conocidas.

Esta rusticidad fue mal interpretada, de tal forma que, con el apogeo de razas extranjeras especializadas, el ganado BON fue relegado a condiciones inhóspitas como terrenos pendientes, pastos de mala calidad, suelos ácidos, condiciones silvopastoriles primarias, sumado a la ausencia de condiciones básicas de manejo como control de endo y ectoparásitos, falta de suplementación alimenticia y asistencia profesional especializada, que hicieron que el potencial genético de esta raza no se expresara y quedara relegada a un segundo plano por ser comparada con otras razas, de mayor productividad, pero que estaban sometidas a condiciones ambientales y de manejo muy diferentes.

Los técnicos y ganaderos al observar que las razas especializadas no se adaptaron fácilmente a las condiciones del trópico húmedo, comenzaron a hacer cruces de estas razas con ganado criollo, para aprovechar las características de este último. Con los primeros cruzamientos de cebú por criollo, se obtuvo un tipo de animal superior a sus progenitores. El vigor expresado en las primeras generaciones del cruce de ganado cebú (Bos Indicus- Brahman) por criollo (Bos Taurus) fue atribuido exclusivamente al Cebú y por tal razón se inició un cruzamiento absorbente hacia dicha raza y esto generó como consecuencia la casi extinción del ganado criollo y la disminución en la producción de leche, a medida que aumentaba el porcentaje indicus en el cruce (3, 18).

El cruce de ganado BON con nuevas razas especializadas en la producción de leche, incrementó la producción debido a la adaptación del F1, pero en la medida en que se aumentó la proporción de genes lecheros se disminuyó la resistencia de los animales a las condiciones propias de los climas cálidos y húmedos del trópico, debido a la dificultad de adaptación, evidenciada por la poca tolerancia al calor; esto les obligo a la búsqueda de lugares sombríos y húmedos, lo que les resto capacidad para acceder a los forrajes; de esta manera el ganadero tuvo que suministrar lugares frescos, droga, alimento y suplementación, que aumentaron los costos de producción.

Hoy en día está ampliamente demostrada la capacidad productiva y reproductiva del media sangre criollo x especializado (carne o leche); este F1 tiene un gran vigor híbrido, evidenciado por la adaptabilidad y resistencia del ganado criollo sumado a la alta producción del ganado especializado.

Fuente: TvAgro

Otros videos relacionados